ECONOMÍA EVOLUCIONISTA


Enfoque de Schumpeter.
Schumpeter incluye en su enfoque cierta visión evolucionista de la actividad económica; su enfoque mezcla tanto biologismo como mecanicismo. Este autor considera que la economía experimenta un proceso de cambio en el tiempo y a pesar de no declararse evolucionista, el concepto en el que señala que en la economía se producen perturbaciones que se parecen más a explosiones que a transformaciones progresivas, se puede asimilar con la teoría evolucionista de Lamarck, en la cual se exponen mutaciones radicales como mecanismo de adaptación de algunos individuos a los cambios en su entorno.

Según Schumpeter, en el desarrollo firma el beneficio a corto plazo, no se rige por criterios de productividad sino que es obra del empresario y su capacidad innovadora. Analiza los efectos de la introducción de innovaciones a partir de una situación previa de equilibrio, centrándose en el estudio de la desestabilización que ello implica. Según este autor la conjunción de competencia por un lado e innovación tecnológica por otro, obliga al conjunto de las empresas a introducir innovaciones para no quedar fuera del mercado.

Describe al empresario como un revolucionario, que tiene como objetivo romper el status quo en el cual se encuentra la firma. En este orden de ideas, para que la firme llegue a ser competitiva, se requiere innovación a través de nuevos productos y una dinámica de cambio en el modelo de negocio, los cuales son desarrollados de una forma repentina (perturbaciones que se parecen más a explosiones) por la capacidad de innovación del empresario o lider.

La capacidad de innovación del emprendedor: es la fuerza mediante la cual se logra el crecimiento económico sostenido en el tiempoo. Schumpeter nombra a este proceso “Destrucción creadora o creativa”, puesto que al generar crecimiento económico también se destruyen algunas compañías y modelos de negocios ambiguos.


Aporte de: Jose Domingo Carrillo Vargas.

Volver